Project Description

Si durante todo el año visitar Granada es un gozo para todos los sentidos, hacerlo en invierno es toda una experiencia. Desde la llegada de los intensos fríos en diciembre y enero, hasta las primeras floraciones que anuncian la primavera en marzo, Granada ofrece multitud de rincones cálidos y acogedores para no perderte la magia y el sabor de la ciudad. Sentir las heladas y el aire frío procedente de Sierra Nevada es realmente agradable si se está paseando por cualquier rincón de esta milenaria ciudad.

Miradores y placetas invitan a desafiar las bajas temperaturas para disfrutar de paisajes únicos y admirar el encanto singular de los rincones del Albaicín, Realejo o Sacromonte. Al solecito lo mejor es saborear las tapas y la gastronomía de la tierra en las múltiples terrazas que alberga la ciudad. La amplia y exquisita variedad de
propuestas de platos, tapas y repostería que ofrecen los mejores chefs y creativos de la cocina hacen que la visita a Granada sea una experiencia sensorial completa.

Todo lo mejor que ofrece Granada: restaurantes y bares de tapas, terrazas y espacios singulares, locales de ocio y diversión, establecimientos para realizar las mejores compras, empresas de servicios turísticos, rincones, monumentos y centros culturales, podrás encontrarlos en esta publicación y en nuestra web: lomejordegranada.es